La posibilidad de ser

El counselling ofrece otra mirada a la forma de entender la comunicación pero, sobre todo, al autoconocimiento. A lo largo de las sesiones he ido comprendiendo más el proceso y, en un grado mayor, la manera de proceder característica que tiene. Lo cual me ha llevado a conocerme más en determinados asuntos. Por lo que, al ser el autoconocimiento un eje principal y vertebrador del proceso orientativo, adquiere una mayor relevancia en las intervenciones a realizar.

Por esto, me gustaría compartir un texto personal que habla sobre ser, ser nosotras para que la educación también sea, desde mi personal punto de vista. El final es un guiño a mis compañeras y compañeros que, cada una/o a su manera, vive en una constante revolución de ser y de cambio.

¿Qué eres? ¿Qué soy?

Ser es en sí mismo un conflicto. Primero, por la necesidad de reafirmarse ante la afirmación de lo que una no es y, segundo, por la realidad de ser algo y a la vez querer ser otra cosa.

Ser y querer, por lo tanto, conviven en nosotros y, también, en su negación de no ser y no querer.

La educación necesita un hito, una llamada al no ser para ser. Necesita definir a lo que no se quiere parecerse.

Yo no quiero que la educación se parezca a la domesticación.

No quiero que la educación sea anacrónica.

No quiero que sea una nota.

No quiero que sea una oposición.

No quiero que sea matemáticas, lengua o física.

No quiero que se parezca al olvido.

No quiero que sea una bomba para la creatividad.

No quiero que sea política.

No quiero que se calle.

Pero, sobre todo, no quiero que no sea nuestra.

Yo quiero que la escuela sea persona, que quiera ser la condición que nos haga, en palabras de Rosa Luxemburgo, socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres.

Porque lo que hacemos no es un problema, la educación no es el fin, sino el medio. El medio que provoca que el conflicto no sea nuestra lucha, sino la manera en la que nos miran y se ríen, nos empujan hacia atrás y nos echan la llave.

Y cuando suceda esto, cuando a lo que no queremos parecernos pase, nos mire y se ría, entonces estaremos yendo por el camino adecuado. No ha habido ninguna revolución sin locura. Así que gracias por querer cambiar y, sobre todo, por estar tan locos para hacerlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s